sábado, 16 de julio de 2011

MORFLOT: LA MARINA MERCANTE SOVIÉTICA

Insignia con el símbolo de la Morflot
La Unión Soviética era un el país más grande del mundo, pero sus costas estaban gran parte del año heladas, con la excepción del mar Negro, aunque esto pudiera parecer un impedimento para el desarrollo de una flota mercante de cierto nivel, los soviéticos alcanzaron tras un gran y largo esfuerzo el liderazgo mundial en el transporte de mercancías y pasajeros, tanto por mar como por ríos.

Buques de todo tipo fueron construidos tras la segunda guerra mundial, de mercancía y pasajeros, pero también buques auxiliares como rompehielos (hasta de impulsión nuclear) para poder asegurar los suministros, bienes de consumo y el transporte de pasajeros a diferentes puntos de la URSS, posteriormente al resto del mundo. Hay que tener en cuenta que las zonas del norte de la URSS poseían unas pésimas infraestructuras terrestres, dejando su comunicación en manos de los aviones y de los barcos que atravesaban los inmensos ríos soviéticos o los mares helados del norte.
 Sello aniversario del 60 años de la Morflot
Como dato del impulso continuado para convertir la marina soviética en la más importante del mundo señalar que en 1960 tenía un tamaño de 3.5 millones de toneladas y tan solo 15 años más tarde, en 1975, ya superaba los 19 millones de toneladas. Para conseguir esto hubo de poner a trabajar los astilleros propios a todo rendimiento y comprar buques a los países aliados y a enemigos declarados como Alemania Federal e Inglaterra que prontamente verían su error al encontrarse con que el 25% de las mercancías transportadas de Europa a América eran con barcos de bandera soviética. 


Buque de pasajeros  IVAN FRANKO, que en su día era asiduo visitante de los muelles de Tenerife y Las Palmas.
Los costos inferiores, una flota moderna y con una gran cantidad de buques de diferentes desplazamientos y capacidades habían llevado a la URSS en los años 80 a convertirse en la líder mundial en el tránsito de mercancías y pasajeros. 
 Contenedor de carga de la Marina mercante
La flota mercante soviética arribaba en todos los puertos del mundo, llevando la preciada carga a cualquier punto a un costo de hasta el 50% menor que sus competidores capitalistas.
Hay que decir que al ser una flota estatal en ella se incluyen desde pequeños barcos de pasajeros y carga hasta grandes buques petroleros. Otra de las curiosidades es que los barcos de pasajeros podían trasladar a 25000 personas en total.
 Barco de pasajeros Soviético
Diferentes líneas de transbordadores unían puertos europeos con los soviéticos y países del pacto de Varsovia, asegurando el libre tránsito de ciudadanos por los países del pacto.
Como es de esperar la marina soviética mercante seria una pieza clave en caso de que los capitalistas desataran una guerra contra la URSS y sus aliados, los buques mercantes y de pasajeros podrían transportar a los valientes soldados comunistas a cualquier punto del planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario